Viajar solo o acompañado, esa es la cuestión.

Mapamundi para niños para imprimir

Primeramente soy de México y no soy millonario. Aunque siempre me gustó la idea de tener un pasaporte lleno de sellos de países en las 32 páginas del mismo, y que no cupiera ni uno más (tengo un par así), más varios con bastantes sellos.

El mundo tiene 206 países oficiales y soberanos (curiosamente 206 es el número de huesos en el cuerpo humano), y yo solamente he ido a 47 (sin contar mi propio país, el cual es grande y tiene 32 estados o entidades federativas, de las cuales conozco 30), y es que muchos países los he repetido más de una vez.

Y he estado en 6 de los 7 continentes, por lo que me considero rico en experiencias y es lo que busco acumular, no cosas materiales que no te llevas al morir, para mi, la vida es corta y única, por lo que el más rico no es el que más tiene, sino el que menos necesita.

Esto no se trata de presumir, es algo que me sirve escribir porque a mis 50 años, es una evaluación de mi vida hasta el momento. Viajar es lo que más me importa, solo que no viajar por viajar, sino cumplir propósitos como explicaré más adelante.

En un viaje a Tanzania en junio del 2011, escuché a un estadounidense jactarse vociferante (como suelen ser), de que a sus 64 años de edad, había visitado 19 países y fue ahí dónde y cuándo me nació la idea de hacer mi conteo, y escribir al respecto. Finalmente hoy lo hago.

Mis viajes mayormente han sido en base a estudios y a la actividad que me encanta como montañista, guía de montaña y consultor.

Pude hasta el momento, haber ido a más países, sólo que muchos los he repetido porque tengo cosas interesantes que hacer y hay muchos a los que quiero regresar a terminar proyectos importantes para mi.

Para que un viaje (o una actividad) lo haga a uno feliz, según un artículo basado en un estudio relacionado con la felicidad que leí en Scientific American Mind Series, tiene que tener tres cosas primordiales:

1.- Hacer sentido (que todo lo que se hace, se planea y se organiza tenga como objetivo el cumplimiento de un propósito de algo mayor, de algo extraordinario, ya que “no hay gente extraordinaria, sino gente ordinaria con propósitos extraordinarios”), por lo que tiene que haber una preparación previa: “La preparación precede a la victoria”. – “Sun Tzu” (El arte de la guerra).

2.- Tener un propósito (algo importante que cumplir, algo más que solo un objetivo, es una misión). Eso suele ir acompañado de autoconfianza, autoestima y autoeficacia.

3-. Tener congruencia (cumplir con el propósito, el cual suele ser más imperativo que un objetivo, ya que el propósito es más complejo, por lo que suele tener varios objetivos a cumplirse).

Es una planeación estratégica (con plazos, indicadores, responsables, misión, visión y objetivo, con matrices FODA y CATWDA), es como montar un negocio o cerrar una negociación compleja, es algo con muchos matices y muy confrontacional, de lo que se aprende a fondo.

Por eso el director de la escuela de negocios de Wharton en Pennsylvania, Michael Useem (doctorado en Harvard), lleva a sus alumnos de máster a viajes exóticos de aventura aunque menos arriesgados y menos comprometidos que los que yo realizo, pero analiza en casos prácticos en sesiones grupales y plenarias, lo que gente como yo hacemos.

Su libro “The leadership moment”, explica extensamente eso en la portada y en uno de sus capítulos.

Y la empresa global Outward Bound (fundada por el educador experiencial, Kurt Hahn), tiene el mismo lema: sacar o llevar a sus alumnos fuera de su zona de confort para enfrentar variables reales y crecer a partir de las experiencias en las zonas de aprendizaje y riesgo.

David Kolb también diseñó un modelo de educación experiencial andragógico (para el adulto), basado en lo mismo.

Tal vez por eso los viajes de compras a lugares típicos y usuales y llenos de gente, suelen ir acompañados por un sentimiento de vacío interior.

El padre del humanismo, Carl Rogers, lo describe más complejamente, conservando los mismos puntos y añade dos más para llegar a la autoactualización del ser:

https://www.simplypsychology.org/carl-rogers.html

Los viajes que yo hago son principalmente de aventura, exploración y descubrimiento con un propósito muy específico, y tienen la prioridad, todo lo demás es secundario y periférico, y aunque sí tengo tiempo de turistear y lo suelo hacer, siempre es después del propósito y no antes, ya que turistear no es la razón principal de un viaje para mi.

Eso me permite encontrar mi centro y volver a lo básico, a lo esencial.

No voy a comprar. Voy a descubrirme continuamente. Voy a ver lo que aún soy capaz de hacer por mí mismo.

Claro que hay gastos, no lo niego, lo que no hay son compras innecesarias o dictadas por un vacío interior que no tengo, o por la presión social que exige que te vistas a la moda, cosa que a mi me importa un bledo.

Y no se trata acerca de desvalorizar los viajes o el estilo de vida de los demás, por supuesto que no, simplemente esta es mi opinión acerca de los viajes, y cómo sabemos, una opinión es tan solo un punto de vista y un punto de vista es tan solo una vista desde un punto.

Solo que cuando tu vista es desde arriba, desde misma cima del mundo, eso te cambia para siempre y no hay marcha atrás. Y claro que no es para todos, de hecho es para pocos.

Es para los que quieren experimentar el daimón griego del “ponos”, de la fatiga y del esfuerzo, de la satisfacción de darlo todo, ese es el beneficio y te dura meses y a veces años esa satisacción, solo que no me puedo quedar con esa única sensación, tengo que experimentarla lo más constantemente que pueda, ya que cuando haces algo grande en la vida, algo que te hace sentir pleno, hace que todo lo demás empálidezca en comparación, por lo que lo necesitas, lo deseas y lo tienes que conseguir y que volver hacer.

Esa es la base de la motivación “Flow” del reconocido catedrático, Mihalyi Csikszentmihalyi. Es casi una obsesión, un motor que hace que todo tenga sentido.

Aunque la mayoría de mis 162 viajes internacionales a 47 países (la lista está al final del escrito), los he hecho con al menos una persona, y la verdad la he pasado muy bien y he aprendido mucho, viajar solo es importante para adquirir autonomía personal.

Lo cierto es que por lo anterior, a veces tengo que viajar solo porque no habrá quien me acompañe. Y cuando voy acompañado, suele ser de gente en sincronicidad jungiana conmigo, habemos pocos y estamos esparcidos por el mundo, pero sí estamos conectados.

En todo caso, todo esto viene a colación ya que leyendo el artículo compartido abajo, me puse a pensar acerca de los viajes que he hecho absolutamente en solitario.

http://www.heraldo.es/noticias/aragon/turismo/2017/11/15/5-razones-para-viajar-solo-1205048-2261087.html:

“1. Es una forma de conocerse a uno mismo. Viajar a un destino en el que predomina una cultura distinta es una forma de ponerse a prueba. En un entorno extraño, hay que valerse por uno mismo para poder moverse. Además, es una forma de saber cómo actuar frente a situaciones adversas.

2. Una oportunidad de conocer gente nueva. Es una forma de conocer personar completamente diferentes. Se trata de salir de la zona de confort y atreverse con una nueva experiencia.

3. Uno mismo se marca el ritmo. No hay que rendirse ante las presiones de grupo,  ya que se es dueño de los horarios y los planes del día. Se trata de disfrutar de la libertad de poder hacer lo que uno quiere.

4. La vida está llena de sorpresas. Nunca se sabe, un viaje a solas puede ser una oportunidad para enamorarse, pues en cualquier momento se puede encontrar a una persona especial.

5. Seguro que se repite. Aunque al principio, un viaje a de estas características puede no ser un plan muy atractivo, pues aparecen todas las inseguridades, los miedos y los prejuicios. Al final, es una manera de acabar siendo más fuerte y aprender a cuidarse uno mismo.”

Pregunta: ¿cuántas veces has viajado a solas y pasádotela increíble?

En mi caso, no he viajado tantas veces solo, de hecho, las puedo contar sin dificultad (y sí me la pasé de lo más increíble y viví a fondo las 5 razones de viajar en solitario):

1.-Al Aneto en el pirineo aragonés en agosto de 2016.

2.- Al Montblanc en los alpes franco-italianos en agosto de 2015.

3.- Al Camino de Santiago Primitivo (Oviedo-Tineo) en agosto de 2016.

4.- Al Camino de Santiago Epílogo (Santiago de Compostela-Fisterra-Muxia) en          septiembre de 2015.

5.- Al Camino de Santiago Francés (St Jean Pied Au Port-Santago de Compostela) en mayo-junio de 2014.

6.- Al Aconcagua en los andes argentinos en diciembre de 2012.

7.- Al Chopicalqui y al Vallunaraju en los andes peruanos en junio de 2012.

8.- Al Aconcagua en febrero de 2010.

9.- Al Huascarán en los andes peruanos en mayo de 2007.

10.- Al Aconcagua en enero de 1997.

11.- A Europa occidental en verano de 1985.

Lo que es seguro, es que el mundo es tan grande o tan pequeño como uno se lo haga.

“El mundo es como un libro, y quien no viaja, sólo lee una página”. – Agustín de Hiponia.

“El camino más corto hacia uno mismo, lo lleva a recorrer el mundo”. – Hermann Keyserling.

Finalmente hacer senderismo o mejor aún, montañismo (yo hago ambos en mis viajes), da beneficios reales según la ciencia:

https://lavozdelmuro.net/la-ciencia-explica-como-cambia-tu-cerebro-cuando-haces-senderismo-y-es-fascinante/

http://www.nuevatribuna.es/articulo/salud/extraordinarios-beneficios-senderismo-salud-fisica-mental/20170331144101138329.html

http://www.viraldiario.com/beneficios-senderismo/

http://holmesplace.es/es/como-el-senderismo-cambia-tu-cerebro-a6121.html

http://duemosli.blogs.uv.es/el-senderismo-y-sus-beneficios-para-la-salud/

https://www.quechua.es/consejos/conoces-los-multiples-beneficios-del-senderismo-a_86394

http://www.senderismomadrid.es/beneficios-senderismo/

https://www.hsnstore.com/blog/beneficios-del-senderismo/

Apéndice: un resumen de mis viajes hasta la fecha, más los que espero se sigan acumulando a partir de 2018:

Lista númerica de viajes y países (las entradas con signo de “+” indican el número mínimo de visitas):

15+10+4+1+1+1+4+3+4+3+1+5+3+3+9+9+1+1+7+4+1+1+15+15+1+2+2+3+2+1+1+1+1+1+1+1+2+5+10 + 1+1+1+1+1+1+1+1 = (163)

1- España (15+), 2- Francia (10+), 3- Suiza(4+), 4- Austria (1), 5- Noruega (1),  6- Suecia (1), 7- Bélgica (4), 8- Alemania (3+), 9- Italia (4+), 10- Grecia (3+), 11- Bolivia (1), 12- Colombia (5), 13- Ecuador (3), 14- Perú (3), 15-Chile (9), 16- Argentina (9), 17- Pakistán (1), 18- Bangladesh (1), 19- Nepal (7), 20- Tibet (4), 21- Hong Kong (1), 22- China (1), 23- Inglaterra (15+), 24- Eua (15+), 25- Canadá (1), 26- Tailandia (2+), 27- Singapore (2+), 28- Tanzania (3), 29- Rusia (2), 30- Kenia (1), 31- Nueva Zelandia (1), 32- Australia (1), 33- Galápagos (1), 34- Panamá (1), 35- Dinamarca (1), 36- Andorra (1), 37- Monaco (2+), 38- Holanda (5+), 39- Brasil (10+), 40- Leichtenstein (1), 41- Luxemburgo (1), 42 -Japón (1), 43- Turquía (1), 44- Emiratos (1), 45- Fiji (1), 46- Uruguay (1),  47- Corea del sur (1).

N.B. Sé que cuento Galápagos como país aparte, y es que es mucho más interesante y espectacular y diferente que todo, además no se parece a Ecuador en nada. Y muy pocos han ido, así que por eso lo cuento aparte. También cuento alguno que otro principado, y es que sí que son entidades distintas a los países que los circundan, por eso, hay que ir y conocerlos.

Anuncios

4 comentarios en “Viajar solo o acompañado, esa es la cuestión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s