Aventuras durante más de un año en el Himalaya

(Fotos de las expediciones al final)

Hablando con una persona quien me preguntó cuantas veces había yo ido al Himalaya (Nepal y Tíbet), me despertó el querer escribir acerca del tema ya que aunque breve, tuve una extensa y rica experiencia himaláyica, la cual espero pueda retomar y continuar en el futuro próximo.

Himalaya significa “lugar de las nieves” y es endémico de un área en Asia central donde se encuentran las montañas más grandes e impresionantes del mundo, mismas que se llaman Ochomiles (Eight Thousanders), de las cuales hay solo 14 y están divididas entre los 5 Ochomiles del Karakoram en las fronteras de Pakistán y China (K2, Broad Peak, Gasherbrum I & II y Nanga Parbat) y las 9 de Tíbet, Nepal e India (Everest, Kangchenjunga, Lhotse, Makalu, Cho Oyu, Dhaulagiri, Manaslu, Annapurna y Shisha Pangma).

Foto de la NASA desde el transbordador espacial con el Everest al centro en la parte superior

Resultado de imagen para fotos aereas del himalaya y karakorum

Foto aérea del Karakoram con el K2 al centro en la parte superior

Resultado de imagen para fotos aereas del himalaya y karakorum

Coloquialmente, cuando se dice Himalaya, se refiere más a la cordillera limítrofe entre Tíbet (China) y Nepal y Nepal e India, aunque orográfica y geofísicamente, también incluye a las cordilleas del Pamir y del Tien Shan en el nor-noroeste lejano (Tajikistán y Kirgistán), al Karakoram al noroeste intermedio, y al Hindu Kush (India) al noroeste cercano.

Himalaya Map.jpg

Mapa del Himalaya

Y bueno, no es que haya vivido más de un año ininterrumpido ahí, aunque sí pasé más de un año en las majestuosas montañas de allá en un período de 7 años:

La primera vez que fui, fue en el verano de 1995 al Broad Peak en el impresionante y veritiginoso Karakoram (Pakistán), pasando 2 meses enteros a una altitud de entre 5 mil metros en el campamento base, hasta más de 8 mil metros durante el ascenso.

Broad Peak 8,060m

Resultado de imagen para imagenes del broad peak

Luego regresé en el otoño de 1996 al Cho Oyu (Tíbet) y estuve 1 mes entre el base a 5,700 metros y la cumbre con sus más de 8,200 metros.

Cho Ouy 8,201m

Resultado de imagen para imagenes cho oyu

Después durante la primavera de 1997, fui al Lhotse (Nepal), permaneciendo entre los 5mil y más de 8mil metros durante 2 meses.

Lhotse 8,516m

Resultado de imagen para images lhotse

Posteriormente en la primavera de 1998 fui al Makalu (Nepal) y al base del Everest (Nepal) por 2 meses, pasando esa temporada entre los 5mil y casi 8mil 500 metros.

Makalu 8,481m

Resultado de imagen para imagenes del makalu

 

En el mismo 1998, pero en el otoño, fui al Manaslu (Nepal) y permanecí ahí por 1.5 meses.

Manaslu 8,153m

Resultado de imagen para imagenes de manaslu

 

Ulteriormente fui al Everest (Tíbet) en 1999 permaneciendo entre el base a más de 5 mil metros y la cumbre por 2.5 meses.

Everest 8,850m

Resultado de imagen para imagenes everest

Y finalmente regresé al Everest (Tíbet) en el 2000 (por 2.5 meses) y en el 2002 (por 2 meses).

Lo que eroga 15.5 meses en total, o un año y tres meses y medio lo que he permanecido en el Himalaya arriba de los 5 mil metros de altitud (más otro tanto de temporalidad prolongada en jornadas, dedicadas a los traslados y a los trámites burocráticos).

Evidentemente me ha tocado un poco de todo, desde hacer cumbre y no tener algo dramático que contar (más que el sacrificio extremo de la hipoxia corporal debido a la falta de oxigeno, y el desconfort por el frío, el hambre, la sed y el esfuerzo), hasta ver morir compañeros a pocos metros de mi y a la distancia también.

Este escrito no es de montaña sino de algunas aventuras circundantes a esos viajes…por lo que no voy a escribir acerca de esos ascensos.

Subir montañas es como la vida misma, solo que en un microcosmos más acelerado, sabes de muertes de manera más acelerada que en la vida cotidiana y los problemas de salud se exacerban.

Dicen que si en los viajes conoces a la gente, en los viajes de montaña los conoces a nivel microscópico. Y más aún: te llegas a conocer a ti mismo hasta los huesos, concordando con lo que escribió el legendario explorador Sir Ernest Shackelton: “hemos escuchado el texto de la naturaleza y hemos llegado al alma desnuda del hombre”.

Sir Ernest Shackleton

Resultado de imagen para images of shackleton

Dicho lo anterior, no lo dejaría ni lo cambiaría, el montañismo me ha dado mucho y gracias a el, he podido recorrer el mundo, situación afortunada que sigo haciendo hoy en día. Obviamente, poseo el gen de la aventura y el gen del liderazgo situacional, de los cuales he escrito en otras entradas del blog.

“El camino más corto hacia uno mismo, lo lleva a recorrer el mundo”. – Herman Keyserling.

Herman Keyserling

Resultado de imagen para imagenes de hermann keyserling

“El mundo es como un libro, y quien no viaja, lee solo una página”. – Agustín de Hiponia.

Agustín de Hiponia

Resultado de imagen para imagenes agustin de hipona

El mundo en tus manos…o no…

Resultado de imagen para imagenes del mundo

“El mundo es tan grande o tan pequeño, como uno mismo se lo haga”.- Ivan Loredo Vidal.

Ivan Loredo Vidal

Resultado de imagen para imagenes ivan loredo vidal

Definitivamente escalar montañas en general y en especial las gigantes, fortalece el carácter, “el tipo de fortalecimiento de carácter que solo se encuentra en las cimas de montañas, cruzando desiertos y océanos y en la guerra” – Capt. Christopher Sheldon, del malogrado buque-escuela Albatros.

El actor Jeff Bridges, interpretando al Capt. Sheldon en el filme biográfico de Ridley Scott, “White Squall”, La Tormenta.

Resultado de imagen para captain christopher sheldon images

Una de las cosas que me gusta de esos viajes es poder haber visitado templos budhistas, estado presente durante ordenaciones de lamas jóvenes y recibido “pujas” o ceremonias  budhistas para que la montaña permita que la subamos sin cobrarnos el último precio: nuestras vidas.

Lamas tibetanos en ceremonia en monasterio

Resultado de imagen para images of lamas in ceremony i tibet

Recuerdo una ocasión en 2002 en Tíbet, durante la cual para pasar el tiempo y esperar a que las condiciones del tiempo mejorarán en el Everest, fuimos de excursión por Shigatse con un amigo mexicano y con otros búlgaros, y por salirnos fuera de la ruta trazada para turistas aventureros en nuestro jeep alquilado, nos arrestaron y nos detuvieron en una estación de policía chino-tibetana.

Fue una situacíon cómico-dramática ya que nosotros no hablábamos ni chino ni tibetano y ellos no hablaban inglés ni mucho menos español. Al final pasamos unas horas encerrados tras las rejas, mientras revisaban nuestros papeles, permisos y pasaportes, y, después de una horas muy aburridas e inciertas, nos liberaron y prometimos jamás salirnos de la ruta otra vez para explorar caminos poco transitados en la planicie tibetana! Jaja!

Mapa ilustrando la ruta que he tomado 2 veces desde Lhasa, capital del Tíbet, hasta el base del Everest, pasando por Shigatse.

Resultado de imagen para imagenes mapa shigaste en tibet

En otra ocasión, encabecé una rebelión en el 2000 para ir a Shigastse desde el Everest con unos compañeros ingleses, con el malestar que esto le causó al líder de la expedición. En esa ocasión no nos arrestaron ya que nos fuimos directo a Shigatse, a un spa a recibir masajes, baños de vapor y saunas que nos sirvieron mucho para recargar baterías, en especial yo lo requería pues estaba muy contracturado de la espalda.

Shigatse en Tíbet

Resultado de imagen para imagenes de shigatse

 

El trek (caminata) de regreso del Manaslu, es es hermoso, hirsuto, austero, poco visitado y de jornadas largas en el cual durante el 3er o 4to día, intentábamos llegar al poblado de “Tangurmu”, el cual jamás vimos o conocimos o encontramos, por lo que terminamos durmiendo en el suelo (camino de tierra) con los primates (changos/monos) del lugar, ya que no llevábamos ni sacos de dormir ni tiendas porque el helicóptero se había llevado todo unos días antes.

Trekkeando en el Mansalu trek trail

Resultado de imagen para images of manaslu trek

Cabe mencionar que llegamos al base del Manaslu en helicóptero y nos bajamos a pie, por lo que no conocíamos el camino y nos confiamos que llegaríamos a dormir en chozas con colchonetas en las noches. A veces, las caminatas de acercamiento pueden ser tan interesantes, intensas y emocionantes como escalar las montañas! Jaja.

El poderoso helicóptero de carga ruso Mi 17V usado en el Himalaya.

Resultado de imagen para imagenes helicóptero ruso en volando en el himalaya

 

También en ese viaje, explorando un poco la llanura por el base del Manaslu, descubrí la cueva de Milarepa, un lugar absolutamente remoto y fantástico! Cuenta la leyenda, que Milarepa (famoso yogui, poeta e iluminado de Tíbet en la edad media), estaba meditando en la planicie debajo del Manaslu y teleportó telekinéticamente una gigantesca roca unos 200 metros arriba de la ladera, donde hoy en día unos lamas construyeron posteriormente un templo muy oculto, silenciosamente enigmático y remoto, el cual ni sé cuantos forasteros hayan visitado o sepan de su existencia, cuando subí a conocerlo al ver al piedra desde abajo, yo era la única persona ahí, aunque no estaba abandonado. Fue una experiencia magnífica y surreal!

Foto del monasterio en la cueva de Milarepa junto a la piedra (a la izquierda).

Resultado de imagen para images of milarepa´s cave

Foto que marca el punto donde se encuentra la cueva en el el círculo amarillo.

Resultado de imagen para images of milarepa´s cave

Jetsun Milarepa (1052-1135)

Resultado de imagen para images of milarepa´s cave

Durante la caminata de acercamiento al Makalu, la cual es de 10 días muy interesantes (en comparación, la caminata al Everest por Nepal es de 5 días mucho menos extremos), en la que pasamos por el “paso” del legendario explorador, Eric Shipton y cuyo nombre tiene: “Shipton Pass” o paso de Shipton.

Shipton Pass

Imagen relacionada

Todo comenzó, volando desde Kathmandú en un avión monoplano pequeño el cual baja en picada a 45° (la única manera de bajar entre tantas montañas en el único campo de pasto donde aterriza en Tumlingtar a 400 metros sobre el nivel del mar), provocando que todos los a bordo vomiten y las alas afuera se vean por las ventanas con sus alerones a 90°!! Yo no vomité, pero si me dio mucho asco que todos vomitaran (recuerdo una experiencia similar en un barco rápido de Cozumel a Playa del Carmen (caribe mexicano) donde me tuve que salir por una compuerta a respirar aire fresco para no oler tanta vomitada, y también yendo de Málaga a Sevilla en autobús por una sinuosa subida, solo que ahí, como en el avión, no había ni como hacerle para no oler las vomitadas de los demás, solo aguantar.

El avión que se utiliza para “aterrorizar” en Tumlingtar de Yeti Airlines

Resultado de imagen para flying to tumlingtar to makalu images

El trek de 10 días nos llevó a vivir unas aventuras memorables, por ejemplo, un día caminamos sobre un campo de nieve, el cual al hundir un pie en la nieve, y pensando que era una pequeña grieta u hoyo, me di percaté que en realidad habían ramas de árbol debajo y que !había deslizado la pierna entre unas ramas! !Estábamos caminando unos 15-20 metros sobre el suelo cubierto de nieve profunda que había cubierto todos los árboles de esa región! !Extraordinario!

Imagen del trek al base del Makalu

Resultado de imagen para imagenes del trek al makalu

Luego, en la noche, al acampar sobre la nieve en las laderas montañosas, encontrábamos a nuestros asombro, huellas de un leopardo de las nieves, el cual seguro buscando comida, rodeaba nuestras tiendas en la noche sin que nosotros nos diéramos cuenta de ello. La verdad es que ese tímido y magnifico felino estaba más asustado de nosotros, que nosotros de el (él).

El elusivo Leopardo de las nieves del Himalaya

Resultado de imagen para images snow leopard

En el base del Makalu

Resultado de imagen para imagenes del trek al makalu

Al siguiente relato le llamo: comiendo salmón y caviar ruso a 7,400 metros en el Makalu La (campo 3), en el Makalu a las 7 pm y a -30 grados Celsius con rachas de viento hurracanado de 100 kph.

Una de las experiencias más surreales que me han tocado vivir, fue cuando en mayo de 1998, subiendo en solitario al collado conocido como el Makalu La, muy cansado, ya de noche y con un viento terrible que se aceleraba en forma de venturi y que había destruido varias tiendas, por lo que montar una tienda era imposible, y que me obligó a desplazarme pecho tierra (nieve), para no ser aventado por el viento de regreso hacia la rampa de 600 metros de altitud y  con 70° de inclinación que acababa de subir, me dejó atónito.

El Makalu La en el Makalu, es el área entre los dos triángulos (campamentos)

Resultado de imagen para images of makalu la

No sabiendo qué hacer, me seguí arrastrado intentando buscar un refugio y vislumbré una luz dentro de una tienda rusa y me arrasté hasta ella, cuando llegué, grité para que me oyeran y moví la tienda un poco, para mi sorpresa, eran los amigos rusos Genia (Evgeny) y  Bobby (Borislav), quienes estaban muy a gusto platicando y quienes me invitaron a pasar y me acomodaron en su “palacio” ruso, y me alimentaron con lo que estaban comiendo: ¡salmón ahumado y caviar!

¡Simplemente superlativo! Un momento estaba en pánico de pensar en tener que descender la peligrosa pendiente con las condiciones del momento, o pasar la noche a la intemperie y arriesgar congelaciones y amputaciones por el vivac, y el otro estaba tan cómodo como en la sala de mi casa comiendo un manjar. Gracias a ambos (spasibo drugs).

Salmón y caviar

Resultado de imagen para imagenes salmon y caviar

 

Tambien con ellos dos viví un momento espeluznante en el campo 2, cuando pasada la media noche, escuché un jumbo jet aterrizando al lado. ¿Cuál jumbo jet? ¡Avalancha!

Resultado de imagen para images of avalanches

La estruendosa avalancha se desvió de nuestro campamento y nos esquivó ¡por menos de 10-15 metros! Habían como 10 tiendas acampadas, y ninguna fue destruida. Además de lo aterrador que seas despertado por una avalancha mientras duermes dentro de tu saco de dormir, lo impresionante es que nada más se escuchó, Genia y Bobby pasaron corriendo en ropa interior y sin botas sobre la nieve, gritándome que saliera de mi tienda! Es decir, su tienda, la cual estaba como 15 metros más hacia la avalancha (mientras que la mía estaba unos 15 metros más alejada del paso de la avalancha), ya la habían abandonado y yo penas estaba saliendo de mi saco de dormir y abriendo la puerta trasera y los vi pasar corriendo! Vaya velocidad para salvar el pellejo, y justo o que debe uno hacer.

Otra interesante aventura fue cuando después de subir el Makalu, volé directo al base del Everest (sin cobro adicional), para dirigir a un piloto ruso que no conocía la región y necesitaba ir a rescatar a un estadounidense al base del Everest porque tenía las costillas rotas.

Lo que sucedió es que nos regresamos en el helicóptero que habían alquilado los amigos rusos, y al llegar a Lukla, tuve la oportunidad el ir al base del Everest para reunirme con una persona que estaba allá. Mi amigo ruso, Slava (Viatcheslav), lo arregló, le dijo al piloto que yo lo llevaría, ya que yo conocía bien la región gracias a que estuve ahí en el ’97, y que antes de subir al Makalu, acompañé a la persona que quería ver en el Everest hasta el base, y luego me regresé a Kathmandú para iniciar el ascenso al Makalu con mi equipo, muy improvisado estuvo.

Y fue increíble, un trayecto que toma 5 días de Lukla al base lo hicimos en 15 minutos! Además, el poderoso helicóptero Mikoyan, lo elevó a mas de 6 mil metros y pude ver arriba de campo 1 hasta el campo 2 a través del valle del silencio (mismo en el que yo ya había estado en el ´97), y toda la peligrosa e intimidante cascada de hielo del Khumbu antes de aterrizar.

Helicoptero sobrevolando el base del Everest  a 5,350m (Nepal)

Resultado de imagen para ain trekking russian helicopter in nepal

El problema fue que en cuanto me bajé, como no tenía ni permiso de trekking o escalda, estaba cometiendo un delito y si me atrapaban, quien sabe que pena me darían, lo que sí sabía es que tenían penas y multas que variaban desde los 5 años de prisión hasta los 10 mil dólares. Así que ya había planeado una operación nocturna para burlar a los militares y guarda parques quienes revisan los permisos de ascenso.

Al final, todo salió bien, acompañé a mi amiga de regreso y nadie me detuvo, pero sí estuvo intenso en algunos momentos.

Vista durante el tercer día del trek del Everest (5 días de subida y 3 de bajada) por el sur (Nepal), con el Ama Dablam (6,812m) al fondo.

Imagen relacionada

Ya para cerrar, recuerdo dos eventos intensos y adrenalínicos cuando estuve en el Braldu del Baltoro y en el Upper Baltoro en el Karakoram.

Íbamos por, sobre y en el rugiente río Braldu en jeeps en terreno muy montañoso tipo el Camel Trophy o pasión jeepera, y después de pasar una saliente, volteamos y no venían los demás. Al paso de unos minutos, nos bajamos y retrocedimos para saber que les había pasado. Vaya impresión que nos llevamos al entender que la ladera se había derrumbado hacia el río, y por poco y se lleva a los jeeps que venían detrás! Visto de otra manera, por pocos segundos y nos lleva a nosotros ya que eramos el jeep de avanzada! ¡Wow!

Puente sobre el río Braldu por donde tuvimos la aventura jeepera extrema

Resultado de imagen para braldu river bridge

La otra aventura fue que después de subir el Broad Peak, salimos por el hermoso y peligroso Gondogoro pass y aún en el glaciar del Upper Baltoro, al encontrarme con un río en medio del glaciar, aventé mi pesada mochila del otro lado para poder saltarla, y mi mochila se cayó al río y por poco la pierdo! Todo, mi ropa, pasaporte, dinero, saco de dormir, todo estaba en ella y no sé que hubiera hecho si la pierdo.

Upper Baltoro

Resultado de imagen para images of upper baltoro

Glaciar del Baltoro (río similar al que cayó mi mochila)

Resultado de imagen para images of baltoro river

Instantáneamente, me encontré corriendo a 5100 metros sobre el glaciar tras la mochila para ganarle al rápido cause del río, y antes de que se metiera a un grieta profunda y la perdiera para siempre, me puse con una pierna de un lado y otra del otro, y tras un intento previo fallido por detenerla debido a la velocidad y el peso, la rescaté en la ultima oportunidad que me quedaba!

Subiendo al Gondogoro Pass

Resultado de imagen para images of gondogoro pass

Así que bien, esos son el tipo de cosas que acontecen en ese tipo de viajes y de los cuales podemos aprender tanto.

“Jamás me sentí tan vivo como cuando estuve en riesgo”.- Friedrich Nietzsche.

Friedrich Nietzsche

Resultado de imagen para friedrich nietzsche

“Me disgusta la muerte, pero hay cosas que me disgustan más que la muerte, por eso en ocasiones, no evitaré el peligro”.- Mencio.

Mencio, filósofo confuciano (370 a. c. – 289 a. c.)

Resultado de imagen para mencius

“Cuando me preguntan porque ir ahí (al Himalaya), les contesto: vayan ahí y ahí lo entenderán todo”. Sir Francis Younghusband.

Sir Francis Younghusband

Resultado de imagen para imagenes de sir francis younghusband

“¿Porque ir al Everest? ¡Porque está ahí!“- George Leigh Mallory.

George Leigh Mallory

Resultado de imagen para imagenes de george leigh mallory

En otros blogs, escribiré acerca de las aventuras (por separado) de cada uno de los 6 Ochomiles, que tuve la oportunidad de subir, ya que cada uno merece su espacio individual.

A continuación un breve collage de las expediciones (y alguna que otra de otros lugares igualmente interesantes y emblemáticos). Nota: en los 90´s que fue cuando las realicé, no habían cámaras digitales autocorreccionales ni de mega pixeles, por eso las fotos a veces contienen impurezas o suciedades de impresión, o están fuera de foco o sub expuestas o sobre expuestas por la falta de luz o por el exceso de luz, o por la humedad y porque además, son transferencias de diapositivas a papel y luego escaneadas a digital, por lo que se pierde la nitidad.

El autor en la cima del Cho Oyu con el Everest y el Lhotse al fondo

417862_461339373951754_887845085_n

 El autor en las cuerdas fijas entre el base avanzado (6,400m) y el C1 (71,00m) en el Everest por el norte (Tíbet)

385524_219473861471641_683433385_n

El autor en el Monte Cook en los Alpes neozelandeses

1545885_697739500311739_2944677138026899917_n.jpg

El autor escalando en el monte Cook

10603344_697725660313123_8341584671017940801_n

El autor en la cascada de hielo del Khumbu

380104_219473818138312_671908683_n

El autor en el C3 (7,000m) del Broad Peak (el K1 o Masherbrm de 7,821 metros, al fondo)

10402538_690989954320027_3015086553409829126_n

El autor en el C2 (7,800m) del Everest por el norte (la cima arriba al fondo)

buca everest c2

En la cima del Everest (8,850m), el Makalu al fondo.

everest summit

El en campamento 1 (5,900m) del Everest –Lhotse (Nepal) con mi amigo de Finlandia, Ari Piela.

10494633_821765031176278_3525562282905255441_n

En la cascada de hielo del Khumbu

10350636_694391747313181_7140166517743457698_n

Con los amigos sherpas en el base del Everest (5,300m), Nepal

10603428_694391817313174_9029792639359913068_n.jpg

En en el mismo base con el malogrado Iñaki Ochoa de Olza de Navarra (España), y el ecuatoriano, Bernardo Huarachi

everest bc iñaki bernardo

En el base del Everest-Lhotse, con la cascada y Ari detrás

10574377_694391740646515_4998216657475419566_n.jpg

Comenzando el valle del silencio el Everest -Lhotse (Western Cwm) delante del C1 

10616197_694391657313190_3176008378939603445_n

Vista de la cima del Makalu hacia al macizo Everest-Lhotse (foto del autor)

makalu summit view to everest

El autor en la cima del Montblanc (4,810 metros) en los Alpes franco-italianos

14232623_1262405540445556_7514227084766936425_n

El autor en la cima del Aconcagua en Argentina (6980m)

12294818_1076952425657536_407960287941828979_n

El autor en la cumbre del Huascarán en Perú (6,758 metros)

huasca yun summit

El autor en la cumbre del Tocllaraju en Perú (6,034 metros)

Image may contain: one or more people, outdoor and nature

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

16 comentarios en “Aventuras durante más de un año en el Himalaya

  1. Estimado Ivan es un excelente relato me hiciste vivir con tigo estas travesías, gracias por compartir y espero volverte a leer y saludarte

    Cesareo

    Me gusta

  2. lee tu relato es empaparse de esa energia y fuerza q se require (imagino), para realizar una hazaña como esta. Es sentir esa sensacion de aventura y riesgo conforme vas describiendo los eventos q pasaste.

    trate de ir imaginando cada parte del relato, incluyendo el tramite administrativo y definitivamente es una aventura en la q llegas a tu máximo leerte fue empaparme de esa energia q contagias en el relato, de ese sabor a aventura y riesgo q tiene cada cosa que experimenraste.

    Trate de ir imaginando cada parte del relato, incluyendo el tramite administrativo y definitivamente es una aventura en la q llegas a tu máximo en todos los sentidos y solo algunos lo hacen. todos los sentidos y solo algunos lo hacen.

    impresionante.

    Me gusta

  3. Me parece interesantisimas las historias… nos transportas a los campamentos y paisajes de los lugares que describes. Es un gran balance entre las anecdotas, el contexto y el reto que representa subir a esos lugar tan inaccesibles para el resto de los mortales. Gracias!

    Me gusta

  4. Ivan emocionante tu relato de tantas aventuras que has vivido, despertar la conciencia de tantas emociones, este autoconocimiento que te brinda cada vivencia, seguir descubriéndote, reencontrándote…es tener un gran tesoro lleno de recursos, herramientas, que se convierten en magia cuando vives todo esto…me llenó leerte, gracias!

    Me gusta

  5. Increíbles aventuras amigo, tal vez de no ser por las imágenes, no las creería, te comparto que aún está latente de posibilidad para mudarme a la India por unos 3 o 4 años, de concretarse, haré un viaje a Nepal, para escalar alguna cima de los Himalayas, y vivir un poco de las muchas aventuras que has vivido allá, sería fantástico pasar del pico de Orizaba o el Izzta, a los Himalayas.

    Me gusta

  6. Me emocioné! Te imagine tan contento escribiendo frente a la computadora, buscando la manera de expresar a detalle las experiencias vividas en los Himalayas. Sinceramente, inspiras a ir más allá y de que nada es imposible. Se nota que te conoces tan bien, gracias a las montañas. Gracias por compartir, por inspirar y por hacer latir todavía más el corazón de las personas que te leemos. Felicidades!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s