Why scientists should decide legislation instead of politicians.

And with legislation, I mean the important issues concerning education, government spending and science and technological proliferation (progress). Otherwise, neoliberal and capitalistic progress will be decadent (unsustainable) as Karl Marx pointed out 150 years ago, because it only serves to exploit exponentially the linear resources of Earth (both in human capital and natural resources).

And in the case of scientists legislating, these should not be businessmen to avoid conflict of interest in their decision making processes.

Ideally, scientists should decide legislation and politicians should lobby that legislation , but not decide upon it.

This is a utopic concept, so let´s dream a little and explore it further, since it´s not really a difficult one to figure out:

“De opinio non disputandum est”, in matters of opinion, there is no debate”, or so they said in the roman senate. And that´s the problem: belief is one thing and science another.

Belief seeks to satisfy psicoemotional needs and wants based on lackings, cravings and fear, whilst science seeks bravely to find the truth and act accordingly to be congruent and consistent with the findings in a rational and responsible manner.

“People have the leaders they deserve”. – Joseph DeMaistre. Is that why ignorant people have ignorant leaders leading them?

Politicians are mostly lawyers and businessmen (who are not science biased or science knowledgeable), thus, they´re not about who´s or what´s right, but about who argues best for the most money, and those who aren´t lawyers or businessmen, learn the ropes soon and fast enough because they equally like the money.

That is not to say that business men altogether won´t negotiate properly, after all, in the negotiation graph below, they ideally seek to score high on both (collaborate), where, concern for self = attaining their objective, and concern for other = maintaining the relationship (for further business opportunities):

dualconcernmodel

Graph 1

In graph 1, we clearly see that solipsism (the idea that only your own concerns exist) has to be put aside.

Language is not innocent, it always seeks to sell something and in negotiating in business as in legislation, there is alway a seller and a buyer:

figure-1-buyer-seller-utility-graph-in-a-multi-issue-negotiation

Graph 2

In graph 2, the Nash solution comes from John Nash´s governing dynamics model, in which you must do what´s best for you, but also what´s best for the other ( the famous win-win premise, as Stephen Covey would later express it.

Ok, so we´ve seen what´s best for one and for the other, so what´s best for all?

Ethics comes from the greek Ethikos, meaning habit, so does the latin word Mores, from which the word morality comes from. So what you do is your habit, what you are accustomed to, that is your ethics and morality. It does not mean good or bad, just what you do.

So the ethics of conducting business and legislation always go hand in hand as it´s businessmen who put politicians in power playing positions and the latter feel obliged to humour the former in a reciprocity dynamic.

That why it´s so double sided and double standard with dual moralities implications and it complies and obliges whomever uses it to their advantage.

Pertaining geopolitics, it´s hard to envision logic and rationale thinking scientists dropping bombs on each other if they disagree on monetary gains (as politicians do), moreover, their decisions would be intellectually based in what has to be done to improve advance and progress in the direction and knowledge, not in pleasing a small sector that wants or needs to get richer.

Obviously, scientists would ultimately fund more science related initiatives instead of the war mongering ones, and would this really be so bad?

Ultimately and unfortunately, everybody wants to own or rule the world, yet nobody wants to save it.

“The only thing necessary for evil to triumph is for good men to do nothing”. – Edmund Burke (credited to him).

Legislation (international and domestic) should be based on objective truths, not on some belief system and the truth is that politicians either don´t care or they haven´t got a clue about what´s happening with the environment or the ecology of land and sea.

And that´s either indifference or ignorance or both, terrible when someone legislates like this (as they evidently do).

Men usually take testosterone (a survival neurochemical) to the negotiating table in order to dominate others and get what they want (that´s why wars are waged), whereas women take oxcytocin (a bonding neurotransmitter) to the same negotiating table, and that´s why women -in principle- make for better negotiators than men, still, it would benefit greatly if said women were also science-educated for enhanced decision making skills.

Women also tend to think about the bigger picture (as they think about others and the world in general) as opposed to men who typically think more short term. Problem is, women in politics have become too men-like and act similarly to them.

When women are too conservative, traditional and religious, that never helps to negotiate or legislate objectively, even amongst their own gender.

So we need scientists (both men and women), getting involved, since they have better informed opinions. Also engineers´opinions are very important, since they build, measure and calculate things for the betterment of mankind (making them good, objective evaluators).

Legislation based on beliefs or the need to satisfy specific group interests, destabilize the foundations of an informed democracy, therefore, solipsism (the concept that only one´s own mind exists and thus, is the only important one), should be dropped altogether

The world is in such an uneven state of affairs due to people worrying more about political correctness than about legitimate correctness.

“In life, you don´t get what you deserve, you get what you negotiate”.  – Anonymous (although at least three sources self-credit themselves with this quote).

Finally, we all know politicians lie on account of the hidden agenda they secretly lobby.

Enough said (or written), I rest my case.

 

Anuncios

Adaptación al cambio variable mediante la aventura.

“El mundo es como un libro y quien no viaja solo lee una página”. – Agustín de Hiponia (san Agustín).

Y al respecto, el filósofo alemán Herman Keyserling escribió: “El viaje más corto hacia uno mismo, lo lleva a recorrer el mundo”. 

Sin ahondar en tecnisismos, la variables son las entidades que le dan el valor e incógnitas a una ecuación y el cambio variable es una técnica matemática para resolver los valores desconocidos iniciales.

Por ejemplo, si tienes tres puertas y se te pide que adivines cuál contiene el premio mayor, tienes un 33.33% de acertar en cada una que elijas y tienes 3 variables, pero si te dicen o ya sabes lo que contiene una de ellas (por la razón que fuere), sube tu porcentaje al 50% debido al cambio variable de saber, ya que ahora solo tienes 2 variables desconocidas. El cambio variable sirve para que una vez resuelta una incógnita, se deshace el cambio para obtener el valor de la incógnita inicial (o las que falten).

¿Porqué hablo de esto? Porque nuestras vidas están regidas por los cambios variables que ya sea que nos demos cuenta y los entendamos y los aceptemos o no, así son porque son así. Es decir, por eso nacemos y envejecemos, porque hay cambios variables en nuestras células y en nuestro entorno y la adaptación a esos cambios dicta nuestra supervivencia.

Y vivir es lo mismo, ya sea que vivas convencionalmente o no, los cambios siempre ocurrirán, algunos más paulatinos que otros. La pregunta es si esperarás a que ocurran o saldrás a buscarlos. Vivir convencionalmente es vivir con menos variables y vivir con aventuras es vivir con más variables.

Para el 25% de las personas (1 de cada 4), quienes poseemos el gen de la aventura (gen viajero) DRD4-7R*, existe un magno proyecto de logro personal que se llama “Las 7 cumbres continentales”, el cual consiste en viajar a las siete placas continentales principales (Norte América, Sur América, Europa, África, Asia, Australasia-Oceanía  y Antártica), y encumbrar sus puntos cardinales más elevados.

*Haz el divertido test y averigua tu probabilidad de tenerlo (quienes tienen este gen aceptan el movimiento, los cambios y la aventura ya que para ellos viajar es lo más importante y tienden a acumular experiencias en vez de cosas):

https://adventuregenetest.landrover.com/?locale=es-es

Para la exploración se requiere de aventurarnos y eso nos lleva a enfrentar desafíos y riesgos. Y cómo no puede haber aventura sin riesgo, según el montañista  y pionero Ochomilista*, Reinhold Messner, hay que aventurarse por el mundo.

*Ochomilista es un ascensionista de los Ochomiles, es decir de las cimas que superan los 8,000 metros de altitud sobre el nivel del mar, de las cuales solo hay 14, 9 en el Himalaya en las fronteras de Nepal y Tibet y en 5 el Karakoram, en las fronteras de Pakistán y China.

Y hablando del mundo, de hecho, geológicamente, hay 15 placas tectónicas principales sin tener que subir 15 cumbres continentales (ya que algunas como la del Pacífico, la de Nazca, la Filipino, la de Scotia y la del Caribe, están 100% en el mar, lo cual implicaría que hay que subir cimas en las islas de ahí, lo cual no es el caso, aunque algunas pueden ser interesantes solo para conocer y estar ahí):

1024px-plates_tect2_en-svg

La pregunta es si corremos más riesgos que antes y la respuesta es no, según el periodista de aventura estadounidense John F. Ross. Para él, la gente vive hoy más segura que antes y aconseja combatir el miedo con un análisis de la información que se recibe.
Antes de que los genes fueran descubiertos, Charles Darwin sospechaba que el comportamiento era en parte heredado. Más de un siglo después de Darwin, geneticistas israelíes encontraron que a gente sumamente curiosa que busca novedad y emoción, tienen versiones más largas de un gen llamado D4DR, que la gente tranquila y sedentaria.
Poco después, un equipo de estadounidenses encontró un segundo gen, con un cromosoma distinto que controla la ansiedad. El primero regula los niveles de dopamina y el segundo de serotonina, ambos neurotransmisores propagan placer y satisfacción, respectivamente.
Psicólogos evolucionarios en el Centro de Psicología Evolucionaria en la Universidad de California en Santa Bárbara, liderados por John Tooby y su esposa, Leda Cosmides explican que para nuestros ancestros, el riesgo era necesario para la supervivencia de la especie humana (desarrollando la versión larga del D4DR), ya que al salir a cazar o verse forzados a emigrar, se encontraban peligros objetivos que tenían que superar para sobrevivir (algo que repetidamente vemos en las noticias con los refugiados de Siria, África, Cuba, etc).
Así que si bien el riesgo y la aventura (“no hay aventura sin riesgo” – Reinhold Messner), puede parecer ridículo o sin sentido en un mundo tan pseudo civilizado y controlado por electrónica, máquinas, medicinas, drogas y otros estimulantes, para algunos de nosotros, la aventura es una parte esencial del cableado cerebral que tenemos que nos hace vibrar.

Volviendo al tema de las siete cimas, en Norte América es el McKinley o Denali (6,194m) en Alaska; en Sur América el Aconcagua (6,962m) en la provincia de Mendoza en Argentina; en Europa el Elbrus (5,642m) en Severina Balkaria en el sur de Rusia; en África el Kilimanjaro (5,895m) en Tanzania; en Asia (y el mundo) el Everest o Chomolungma (8,850m) en las fronteras de Nepal y Tíbet (China); en Australasia-Oceanía el Carstensz (4,884m) en Irian Jaya (Indonesia); y en Antártica el Vinson (4,897m) en la cordillera Sentinel a 1,200 kms del Polo Sur geográfico.

Un poco de historia:

En los 80, el estadounidense Dick Bass quiso ser la primera persona en ascender las cumbres más altas de cada continente del planeta, formando equipo con Frank Wells de los EUA también.  En 1981 iniciaron el desafío y en 1983 ya habían completado todas las cumbres menos el Everest, pues habían fallado en el primer intento. Frank Wells se retiró de la aventura pero Bass persistió, realizando dos nuevos intentos infructuosos al Everest en 1984.  Finalmente, el 30 de Abril de 1985 alcanzó la cumbre del techo del mundo, convirtiéndose en el primer montañista de la historia que completaba el reto.

El problema es que Bass subió el muy sencillo monte Kosciusko (2,228m) en Australia en vez del técnicamente complejo monte Cook (3,754m) en Nueva Zelandia, comenzando así la polémica, pues había un amplio sector de montañistas que no estaba de acuerdo en considerarla como la cumbre de Oceanía, basando el criterio en la posición de las placas continentales y la complejidad de la ruta, así que debían contemplarse también las numerosas islas del Pacífico incluyendo Indonesia y Nueva Zelandia (donde se encuentra el monte Cook), en la cual Nueva Guinea se encontraba dentro de los límites continentales, y allí se encuentra la montaña más alta de aquel lugar conocida como la Pirámide de Carstensz.

Tiempo después, en 1986, el canadiense Pat Morrow concluyó también la ascensión de sus 7 Cumbres, sustituyendo el Kosciusko por la Pirámide de Carstenz.  Desde ese momento existen dos listas para el reto de las 7 Cumbres, una con el Kosciusko y la otra con la Pirámide de Carstensz, siendo ésta última la que realmente cuenta (ya que al Kosciusko e llega en coche y es una caminata leve de pocas horas, mientras que el Carstensz  es una expedición internándose en la jungla de Indonesia que implica escalar en roca para llegar a la cumbre).

06f948fd15bed575927498c4817a5b89

 

Mapa con el Kosciusko y el Carstensz.

7_summits_logo

Collage de las 7 cimas con el Carstensz.

75c00d0b31bffc645e6d83cf9742809a

Carstensz.

kosc

Kosciusko.

Muy bien, ahí están, y, ¿porqué ir? Cuando le preguntaron eso al explorador británico Francis Younghusband, respondió “Vayan ahí y lo entenderán todo”. Y es que para los que tenemos ese gen de la aventura, no podríamos entender esa frase desde una oficina, recámara o sala de comedor, tenemos que ir a explorar y vivirlo en carne propia.

Acerca de las montañas, Younghusband también comentó, “Las montañas reservan sus obsequios elegidos solo para aquellos que pisan sus cimas”.

Por otra parte, el explorador inglés y primer montañista serio acerca de ascender el Everest, George Leigh Mallory, respondió el 1922 cuando le preguntaron que porqué iba, respondió ” Porque está ahí”.

En la sencilla opinión del autor, voy para averiguar si lo puedo lograr (y de paso me doy un viaje de antología).

El explorador de exploradores y líder nivel 5 de Collins, Sir Ernest Shackleton*, publicó en 1912-13 el siguiente anuncio en el periódico buscando gente de valor para un viaje que resultó ser su más peligroso, difícil y el que lo convirtió en la leyenda que es:

“Se buscan hombres: para un viaje peligroso. Poca paga, frió amargo, largos meses en completa oscuridad, peligro constante, retorno seguro dudoso. Honor y reconocimiento en  caso de éxito.”
Más de cinco mil hombres respondieron al anuncio y fueron entrevistados. Al final Shackleton partió con un equipo de 26 marinos y científicos en lo que se convertiría el legendario viaje del Endurance (el nombre de la embarcación) en la Antártica, en el cual 28 personas (Shackleton, los 26 y un polizonte), debieron de haber muerto (tras un terrible desastre que les sucedió) y ninguno pereció gracias al liderazgo de Shackleton. En aquella ocasión tardaron casi 2 años en regresar a su país sin ayuda externa alguna.
A veces me pregunto si se publicara un anuncio similar, cuántos acudirían al llamado de aventura y exploración. Lo cierto es que una cosa es viajar y otra cosa es la aventura, ya que bien si viajar implica un riesgo inherente, viajar en busca de la aventura y la exploración es otra bestia completamente.
Al final de aquella epopeya digna de Horacio, Shackleton escribió en su libro “Sur “(South), “Hemos visto a dios en sus esplendores, (hemos) escuchado el texto que la naturaleza brinda. Hemos alcanzado el alma desnuda del hombre”.
*Se recomienda ampliamente que lo googleen y lean y vean todo lo que hay (videos, películas, artículos, libros estudios y ponencias de Harvard), en referencia a este extraordinario líder.

aconcagua_principal

Aconcagua.

mck

Macizo de McKinley (Denali).

elb

Elbrus.

kili

Kilimanjaro.

mt-vinson-2comp2

Macizo del Vinson.

mount_everest_as_seen_from_drukair2_plw_edit

Macizo del Everest.

En realidad, desde un punto de vista técnico-alpinístico, las vías normales de todas las anteriores no son de un grado muy elevado, dicho eso, el Everest por cualquier ruta, es un gran desafío y el McKinley (Denali) es siempre riesgoso, al igual que el Aconcagua.

Las demás, son aventuras muy interesantes culturalmente hablando y son ciertamente más retadoras que cualquier volcán (o combinación de volcanes que hay en México, por lo distintas que son en su geografía, meteorología y orografía.

También hay que mencionar importantemente, la gastronomía. Si de por sí puede ser un shock cultural ir al Kilimanjaro, por ejemplo, gastronómicamente no es muy diferente  a otras partes, el problema son los viruses y las bacterias que nos pueden hacer pasar un mal rato, además, ir a varias de las cimas continentales en un espacio corto de tiempo, es ciertamente desconcertante para la flora intestinal y para la inmunología.

En el verano 2016, acabo de tener la oportunidad de vivir y hacer eso mismo (experimentando lo comentado), ya que en dos meses (julio y agosto), llevé algunos alumnos a encumbrar el Elbrus (la cumbre del Cáucaso y de Europa), el Kilimanjaro (EL techo de África) y el Montblanc (la cima de los Alpes europeos), y después fui al Aneto en el Pirineo aragonés español.

En el Kilimanjaro, después del Elbrus y pasada la primera quincena de julio, antes de subir, un miembro se enfermó en la ciudad de arusha en Tanzania de una infección estomacal severa en la que hubo que vaciarle la farmacia e incluso inyectarlo. Algo que comió o cenó, jamás supimos, afortunadamente se recuperó y pudo hacer cima junto con los demás.

Es evidente que si la enfermedad es aguda, el sueño de poder realizar la cumbre se esfuma, estropeando la expedición del que afectado.

Y al autor, le tocó también: en España cerca de Madrid en cassa de unas amistades, comí una mayonesa casera y me puse peor que el miembro del Kilimanjaro, lo que puso en riesgo el poder ascender al Aneto y luego hacer una etapa del Camino Primitivo de Santiago. El punto es que cuando viaja uno incesantemente e intercontinentalmente, el cuerpo tiene que hacer muchas adaptaciones al clima, la comida y la cultura, lo que cobra una cuota a veces alta.

La parte de la cultura es particularmente interesante ya que en el viaje mencionado, visitamos Rusia, Tanzania, Francia y España (pasando po Dubai, Istanbul y Ginebra). Así que además del inglés, uno sufre con el ruso, juega con el inglés y se adapta con el francés. E inclusive en España, hay que adaptarse a los manerismos y al “slang” español de España, el cual es diferente al español mexicano y sudamericano.

Al respecto, neurofisiólogos afirman que el adaptarse a los lenguajes en un espacio corto de tiempo, ayuda a construir un “puenteo” neuronal en la fisura silviana de ambos hemisferios, produciendo así, mayor número de neuronas temporales.

Por lo que es una adaptación al cambio cultural en todos los sentidos. En 1961-62, los investigadores Richard Beckhard & David Gleicher de MIT Sloan (padres del desarrollo organizacional), inventaron la ecuación de liderazgo (con variables medibles), la cual implica cambiar, ya que sino hay cambio no hay liderazgo y sino hay liderazgo, no hay contribución ni progreso:

Ec = Ip x V x Pp > R

Donde Ec = ecuación de cambio (liderazgo para cambiar); Ip = inconformidad positiva (mejorar lo que no funciona bien); V = visión (saber dónde ir y cómo llegar ahí); Pp = primeros pasos (las acciones que se llevarán a cabo), y todo esto, tiene que ser mayor a la resistencia (al cambio), dado por R.

Y como en toda estrategia, tiene que haber una misión, indicadores, plazos y responsables.

Típicamente, la resistencia en cualquier organización/institución es del 30%, misma que se desglosa a continuación por las leyes de Pareto y Pritchard:

La Ley de Pareto del 80/20 nos dice que el 80% del esfuerzo, cambio, productividad y utilidad, lo hacen el 20% de las personas en la organización.

La Ley de Pritchard del 20-50-30 nos dice que ante un cambio o esfuerzo organizacional, el 20% está a favor, el 50% está indeciso y el 30% está en contra (resistencia).

Por lo que aún para los que tenemos el gen de la aventura y viajar: idear el plan, conseguir los recursos y el tiempo para realizar el proyecto y luego llevarlo a cabo, año con año, tenemos que sobreponernos al 30% de resistencia interna, por lo que hacerlo, supone un liderazgo situacional personal con adaptación al cambio (continuo), en el cual desarrollamos y perfilamos la competencia de visión (liderazgo en ver más allá para situarnos y llevarnos ahí y visualizar cómo seremos durante y después de la acción).

Cabe mencionar que la intencionalidad no tiene cabida en estos parámetros ya que no lleva a acción alguna.

“La acción lo es todo”. – Frederich Nietzsche.

Al respecto, Pierre Bourdieu escribió el muy recomendable libro “Pensamiento y acción”.

Hasta la fecha, unas 350 personas han logrado terminar las 7 cumbres (ya sea habiendo subido el Kosciusko o el Carstensz), siendo aún, un número muy pequeño de la población mundial.

La principal razón de que sean tan pocas es que es económicamente inasequible para la mayoría de los montañistas (quienes somos en sí un porcentaje pequeño poblacional) y se requiere de grandes apoyos, auspicios y patrocinios de empresas para lograrlo .

N. B. Una trivia interesante es que las segundas cimas más altas de cada continente son más difíciles y no inesperadamente, menos visitadas que las más altas.

 

 

 

 

Mi verano 2016 (para no ser pato o ser patito graduado).

En un blog anterior hago mención a lo de no ser pato (recomiendo leerlo: https://ivanloredovidal.wordpress.com/2016/09/02/no-seas-pato/).

Recientemente leí un artículo de neurofisiología en el cual los autores afirman que para ser felices y estar satisfechos, necesariamente, debemos de realizar actividades que tengan tres características principales: sentido, propósito y coherencia.

Así que en el verano 2016 decidí no ser pato y aceptar el reto de liderazgo situacional y en vez de permitir que el verano decidiese que me tocaría experimentar siendo un pasajero, fui el piloto de mi verano y enfrenté algunos retos y en dos meses realicé 4 ascensos continentales a 4 cimas emblemáticas e insignia en Rusia (Elbrus), África (Kilimanjaro), Francia (Montblanc) y España (Aneto), más la primera etapa del Camino Primitivo de Santiago, todo en exactamente 2 meses (julio y agosto).

Considerando que hay que viajar de Norte América (México) a Rusia para el Elbrus (en Eurasia), y de ahí a África central del este (en Tanzania) para el Kilimanjaro y de ahí regresar a Europa vía Suiza (Ginebra) para ir a Chamonix para el Montblanc, y luego a España al Pirineo aragonés para el Aneto; culminando en Asturias (Oviedo) para el Camino Primitivo, fue en realidad, una logistica monumental.

Tanto el Elbrus como el Kilimanjaro y el Montblanc ya los había yo coronado en el pasado, 1, 2 y 1 vez, respectivamente, por lo que ahora mi cuenta es de 2, 3 y 2 respectivamente. El Aneto jamás lo había subido, y quizá por eso, fue el más divertido ya que fue una novedad.

Curiosamente, fue el Camino Primitivo el que me “machacó” más. El calor, la deshidratación y las distancias y bajadas sobre suelos duros, me lastimaron una rodilla y cansaron bastante, mientras que en las 4 montañas mencionadas, jamás tuve la mínima lesión o cansancio, y eso que el Elbrus fue una paliza de 25 kilómetros de recorrido (desplazamiento lineal) y 4 kilómetros de desnivel (ida y vuelta en un día!), el Kilimanjaro 90 kilómetros de recorrido y 8 kilómetros de desnivel (en 5 días), el Montblanc 4 kilómetros de desnivel (y aprox. 20 kms. de recorrido en 3 días), y el Aneto 4 kms. de desnivel y como 15 kms. de recorrido en 1 día.

image001

El Elbrus, 5.642m en Severina Balkaria (cerca de la frontera con Georgia).

13938429_1079049168847435_6352212554723036780_n

El autor en la cima del Elbrus por segunda vez: 06/07/16. 10:00 hrs. 

mt_-kilimanjaro

El Kilimanjaro, 5.895m desde el Serengeti.

13716254_1222150824471028_2365113685356825500_n

 El Autor en la cima del Kilimanjaro por tercera vez: 22/07/16. 07:00 hrs.

642772457-mont-blanc-montana-francia-nieve

El Montblanc, 4.810m.

13924886_1079441475474871_7441015195203046583_n

El autor viendo hacia el Montblanc desde Dome du Gouter. 06:00hrs.

13906660_1081067741978911_5098549516109886422_n

El autor en la cima del Montblanc: 07/08/16. 10:00 hrs.

14141932_1097355533683465_3240560803405719072_n

El Aneto, 3.404m, Aragón.

El autor en camino al Aneto.

img_1188

El autor en la cima del Aneto: 15/08/16. 10:00 hrs.

camino-primitivo

La ruta a pié del Camino Primitivo.

El autor en el Camino Primitivo.

En retrospectiva, y auto aplicándome tanto el ciclo de Kolb de andragogía en la educación experiencial, como el ciclo PDCA de mejora continua de Demming:

Estilos de aprendizaje de Kolb y ciclo PDCA de Demming para la mejora continua.

Me parece que en Montaña cada vez voy mejor (subo y bajo cada vez más rápido y en buena forma y estilo), mientras que en caminata voy cada vez peor. No me parece raro, ya que antes del 2014, jamás había caminado tanto de manera continua y en montaña ya llevo más de 31 años.

En 2014 hice el Camino Francés de Santiago desde St Jean en el Pirineo francés hasta Santiago Compostela en 31 días, recorriendo 800 kms y promediando casi 26 kms diarios @ 5 kms/hora.

En 2015 hice el epílogo de Santiago de Compostela a Muxia y Fisterra, recorriendo 115 kilómetros en 5 días y promediando 23 kms diarios @ 5 kms/hora.

Y en esta ocasión, de Oviedo a Tineo, promedié  24 kms diarios @ 5 kms/hora.

El caso es que en todas las instancias del Camino, siempre me he lastimado los pies y la rodilla, por lo que mi aplicación y mejora continua en la caminata no me está funcionando, tengo que reflexionar, conceptualizar y aplicar más para mejorar el año que viene, ya que haré lo que me faltó del Camino Primitivo hasta Fonsagrada y luego haré el Camino Portugués desde Oporto hasta Santiago, el cual es quizá el más hermoso.

Claro que seguiré subiendo montañas (con 23 años realizando expediciones internacionales y 26 años en alta montaña y 31 en media montaña, ¿qué remedio me queda?), así que ya tengo expediciones internacionales programadas para fin de año 2016 y primavera y verano 2017.

Así que la pregunta que resta es en ¿qué te aplicaras tú tu mejora continua y cuándo y cómo lo harás? La idea central aquí y emanando del blog anterior de “No ser Pato…”, es no serlo a través del conocimiento intelectual y la preparación empírica.

“Quam minimum credula postero, carpe diem”! – No confíes en el mañana, aprovecha el día! “Res firma mitescere nescit.” – Una resolución firme no se doblega.

Carpe Diem, haz tu vida extraordinaria! Robin Williams en Sociedad de los Poetas Muertos.

Felices caminos y ascensos (coloquiales y literales) en sus esfuerzos en la vida peregrinos!!

Peregrino, peregrina
Adjetivo/nombre masculino y femenino
[Persona] Que anda o viaja por tierras extrañas que presentan dificultades.

N.B. En los ascensos mencionados excepto en el Aneto (el cual hice en solitario), guié alumnos a las cumbres.

 

 

 

No ser pato (o ser patito graduado).

En 1995 realicé una expedición a la montaña Ilimani en Bolivia en la Cordillera Real. Al descender de ella, en un camión que recogía patatas de diferentes tipos (en Bolivia tienen más de 1,550 tipos de patatas), tanto así que cuando comenzamos el regreso con los campesinos bolivianos, íbamos sobre la batea del camión tipo Torton y cuando llegamos a La Paz, estábamos a varios metros sobre la batea sobre los sacos de patatas que el camión iba recogiendo en cada pueblo.

illimani_2.gif

El Illimani de 6,462m.

El trayecto fue de más de 8 horas en el camión (cuando al acceder a la base de la gran montaña, que es un sentinela de piedra y hielo fiel de la ciudad capital en un jeep, lo hicimos en tan solo 2 horas).

 

illimani2.jpg

Alto en el Illimani.

Es bien sabido que nuestros papás nos han dicho “se puede aprender de todos”, lo que jamás fue más cierto para mi que ese día de mediados de noviembre del año en cuestión.

En esa ocasión, iba con una compañera de montaña a quien un servidor le estaba fungiendo como guía, y como montañistas, nuestras ropas son vistosas y destacábamos del resto de las personas en el camión.

Después de hacer la parada en uno de los pueblos en el camino, se subió un campesino que cuando nos vió, se acercó a hablar conmigo casi de inmediato (los demás ni nos dirigían la palabra).

La persona en cuestión (de nombre que desafortunadamente he olvidado), me dijo “que bueno que vienen a mi país y que no son patos”. Yo me quedé algo perplejo y como en México tenemos un dicho que dice “no te hagas pato”, me llamó mucho la atención ya que jamás, hasta ese momento, había reflexionado al respecto de ese dicho.

%ed%81%ac%ea%b8%b0%eb%b3%80%ed%99%98__5020811

Campesinos bolivianos recogiendo patatas.

Consiguientemente le pregunté que porque me dijo lo del pato, a lo cual me respondió: “El pato nada, pero no nada como el delfín y el pato corre, pero no corre como la gacela y el pato vuela, pero no vuela como el águila!” Es todo lo que me dijo.

Me dejó con la boca abierta! Para ese entonces, había yo ya cursado estudios superiores universitarios en el extranjero y no recuerdo a algún profesor siendo tan contundente como aquella persona en una enseñanza tan sencilla, precisa y concisa.

Para mi y desde entonces, aunque no tengo algo en contra de los patos (los cuales son deliciosos por cierto, aunque hayan lectores veganos), me di cuenta que la mediocridad es hacer todo como el pato, es decir, el pato hace todo: corre, nada y vuela, solo que no lo hace excelentemente, así que desde entonces hago las cosas lo mejor que puedo para hacerlo de la mejor manera al máximo potencial de las capacidades y habilidades que tengo en el momento.

“No importa lo que hagas, hazlo lo mejor que puedas y te prometo que te sorprenderás a ti mismo”. – Eugene Cernan, comandante del Apolo 17 en 1972 y último hombre en pisar la Luna. Cernan es hijo de un campesino eslovaco (y a quien Eugene atribuye la cita). Quiero pensar que su padre fue probablemente muy similar en mentalidad a quien me dijo lo de no ser pato.

the_earth_seen_from_apollo_17

La ya famosa foto de la Tierra tomada por Cernan en la misión Apolo 17.

Investigando un poco, parece ser que el término proviene de la cacería de patos en donde el engaño en necesario para poder cazarlos mediante señuelos visuales y auditivos, así que el hacerse pato parece ser sinónimo de engaño y de ser engañado o de auto engañarse, coloquialmente hablando.

Hay tres métodos de aprendizaje del adulto (andragogía): implícito (leído), explícito (escuchado) y tácito (haciéndolo).

“Me lo dijeron y lo olvidé, lo vi y lo entendí, lo hice y lo aprendí”. – Confucio. 

¿Y cómo hacerlo mejor? Aplicando la mejora continua…

En 1977, el Dr. David Kolb, estudioso de la educación experiencial, encontró que de lo que nos dicen o de lo que leemos, solo nos quedamos con el 10% (cada uno), y de lo que hacemos, nos quedamos con el 80%.

Por lo cual si nos lo dicen, lo leemos y lo hacemos, nos quedamos con el 100%. Después de todo, la educación es lo que queda después de una enseñanza o aprendizaje. ahora bien, puede haber aprendizaje sin enseñanza, pero jamás enseñanza sin aprendizaje.

Por eso, Kolb definió el proceso andragógico de la educación experiencial de la siguiente manera (para el proceso del ensayo y el error en la mejora continua):

12976320_600083673494041_486774396_a

Ciclo de Kolb y los resultados de aprendizaje.

Por lo que hay que atreverse a experimentar experiencias nuevas fuera de la zona de confort para entrar en la zona de aprendizaje, la cual nos llevará a reflexionar acerca de la experiencia (generar ideas), a conceptualizarla (generar conclusiones y resultados de aprendizaje) y a aplicarla (ensayo y error), para hacer las cosas bien eventualmente.

Lo que nos lleva a la mejora continua en el Ciclo PDCA de Demming:

deming_pdca_cycle

Ciclo PDCA de Demming.

En el cual se planea, se hace, se revisa y se actúa (Plan, Do, Check, Act) en un ensayo y error para aplicar y mejorar muy similar al de Kolb.

En el montañismo, ésto es exactamente lo que un servidor hace y lo que se debe hacer en cualquier actividad importante que requiere de mejorar y mantener un nivel de calidad alto y uniforme (de ahí el Six-Sigma para reducir las variaciones de producción).

Por lo tanto, se puede concluir que si mejoras continuamente mediante procesos bien conocidos y establecidos por su funcionalidad, serás un especialista y mientras más especialidades tengas y/o domines, menos pato serás (por ejemplo hablar bien varios idiomas, etc.).

Así que la invitación es a reflexionar para no ser patos y tener éxito saliendo de nuestras zonas de confort!

zona-de-confort

Los éxitos siempre son precedidos de fracasos, la idea es no temerle al fracaso tampoco y entonces tendrás éxito. Éxito viene del latín exitus que significa fin o terminación de algo (importante).

Recomiendo ampliamente este video que ilustra el punto:

 

N.B. La verdad es que todos nacemos siendo patos, es decir, tenemos capacidades, pero no habilidades (mismas que desarrollamos o no), así que si te preparas con conocimiento y experiencia te graduarás y tú mismo, siendo pato, no lo serás más (por lo menos en conocimiento, preparación, experiencia y actitud)!! 🙂

graduado-patito

Patito graduado y preparado en el desarrollo de sus habilidades (competencias)!!