No te enamores de un montañista

“Escala montañas no para que el mundo te pueda ver, sino para que tú puedas ver el mundo”…

Nota (disclaimer): si no eres un montañista dedicado, es muy posible que encuentres este artículo bloguero algo egocéntrico (lo cual no disminuye la verdad e intensidad del contenido).

maxresdefault.jpg

Cuello de botella (a 8,300m) en K2 (8,616m).

Acerca de porque ir a las montañas, famosamente George Leigh Mallory respondió en 1922: ¡Porqué está ahí! Y Francis Younghusband (contemporáneo y amigo de Mallory) dijo: “Vayan ahí y lo entenderán todo”. También está el refrán de Mahoma: “Si la montaña no va a ti (nunca va), Mahoma va a la montaña”!

Por algo el emblemático y galardonado aventurero y escritor ganador del Nobel, Ernest Hemingway consideraba al montañismo como uno de los grandes deportes de todos los tiempos.

Prólogo

Este artículo bloguero ha tenido comentarios al respecto de ser egocéntrico y por supuesto que lo es! El autotelismo (automotivación) y la autoeficacia (creer en uno mismo) es primordial para lograr grandes retos fuera de la zona de confort y eso para los que no hacen eso, es egocéntrico y siempre lo será hasta que ellos mismos venzan sus límites autoimpuestos y paradigmas redundantemente autolimitantes.

Por eso antes de pasar juicio de si ser montañista es egocéntrico o no, por favor ve el vídeo abajo antes de opinar erróneamente ya que el montañista arriesga todo lo que tiene para lograr su sueño, y aunque este vídeo es extremo, cada montañista llega a su extremo personal, de eso se trata el montañismo, ese el objetivo.

http://miradetodo.com.ar/video/YO8HRK1DKSGB/Meru-2015-VER-COMPLETA-ONLINE-1080p-FULL-HD

Prefacio

La verdad, a diferencia de los otros blogs que he publicado (los cuales sí son 100% míos), el escrito en cuestión (de “no te enamores…”), no es mío, sino que es un escrito existente que usan los deportistas para su enaltecer su deporte particular, y quiero pensar que en realidad estaban pensando en los montañistas por la descripción tan exacta. También al final, he puesto una de un pescador y ha sido modificada para l@s montañistas.

Estoy muy consciente que en psicología eso es el efecto Forer, que al igual que te hace creer falsa y equivocadamente en los horóscopos (cuando una descripción te gusta, sientes que te describe más a ti que a los demás), crees que todo lo lindo se te aplica a ti.  Solo que en este caso, perdonen señores deportistas de otras disciplinas, sí están describiendo más a un montañista que a otro deportista. O tal vez sí describe a un todos los deportes, solo que es mucho más preciso acerca de lo que es un montañista.

01BookTalkK2.jpg

K2 (vista sur), la montaña de las montañas (8,616m).

La montaña es pasión desenfrenada! Cuando llegas a la cima, estás lo más lejos posible de la corteza terrestre ya que se te acabó la Tierra para seguir andando (escalando, ascendiendo, etc.).

Pico_de_Orizaba_1_Zoom

Pico de Orizaba (5,700m).

000-HB-OGRE

El temible Ogro (Ogre, Baintha Brakk,  7,285 m).

 

Y ni hablemos de ascensos extremos como la norte del Jannu, la oeste del Gasherbrum IV y Makalu, la pared del Rupal del Nanga Parbat, la sur del Dhaulagiri, la norte del K2 y la “Magic Line”, la oeste del Everest, el Shivling, el Ogre o el Shark´s Fin en el Meru, etc.

Gasherbrum Group
Big peak on the left is Gaherbrum IV with its NW ridge forming the left skyline. The face directly towards the camera is West Face, aka Shining Wall.

Gasherbrum IV (7,925 m).

Digamos que el escrito describe a todos los deportes incluyendo a los montañistas!!

pelicula-everest-fotografia-paisaje

Vista desde el balcón en el Everest a 8,500m.

Aunque los deportistas de alto rendimiento son (somos) de mucho de ego (y así debe de ser, ya que lo requiere la autoeficacia para lograr la realización de las grandes metas), y la verdad no es que te enamores de un montañista o deportista, sino que te enamores de la montaña (que puede o no ser la montaña misma, sino también tu pasión y meráki*) y del estilo de vida que te ofrecen, de las vistas, de los amaneceres, de los atardeceres, del PONOS griego, de ese daimón de la fatiga y del esfuerzo cuya recompensa es más fatiga y más esfuerzo lo que te depura y te mejora como persona y construye el carácter del cual hablaba Heráclito.

“Un poco de sufrimiento es bueno para el alma”. -Anónimo.

*Meráki: silogismo del griego que significa hacerlo con pasión entrega y creatividad.

12804819_977417615677258_2890610721431469417_n.jpg

 

Khan Tengri (7,010m).

Escrito de No te enamores…muy identificado, así lo siento yo, difícil de explicar pero no tanto de entender:

“Enamorarte de un montañista puede ser muy peligroso. Si no quieres una vida intensa, emocionante, llena de retos y de energía, mejor no te enamores de un montañista.

No te enamores de un montañista si no quieres una persona dedicada, determinada y comprometida al lado de ti. No te enamores de él, si no puedes dar lo mismo tú, porque los corredores saben comprometerse, saben conquistar una meta y saben que tienen que trabajar para lograrla.

TNB-K2-2.jpg

Travesía en K2, cara oeste.

No te enamores de un montañista si no te gustan las personas orientadas a resultados, que saben planear y que tienen un gran control mental. No te enamores de él, si no sabrás respetar sus prioridades, si no sabrás apoyar su pasión y no querrás cambiar una desvelada por una desmañanada para echarle porras.

12814581_977417199010633_7950828686176412460_n

En autor en la cima de Aconcagua (6,980m).

No te enamores de un montañista si no sabes disfrutar un paisaje en silencio, sólo respirando. Mucho menos te enamores de él si es montañista internacional. Eso te obligaría a sacrificarte con increíbles cenas llenas de carbohidratos y pasada su competencia, tendrías que lidiar con alguien que cree que puede lograr cualquier cosa en la vida -y en realidad sí puede-. Ten cuidado, los montañistas no pueden subir sólo una y terminarás viajando con él para echarle porras en diferentes lugares.

 

K2_Nordseite.jpg

K2 (vista norte), la montaña de las montañas (8,616m).

Subir montañas es adictivo, los montañistas son adictos a las endorfinas, si te gusta el drama y no quieres a alguien que sepa enfrentar un problema en calma, alguien que sepa tomar la vida con filosofía, pero que se reta a si mismo y que le gusta ser exitoso, entonces, no te enamores de un Montañista. No te enamores de él, sabe llorar ante la felicidad y ante el fracaso.

12347702_932117176873969_4415191948907525218_n.jpg

En autor en la cima del Vallunaraju (5,700m), Perú.

Los montañistas piensan con claridad – la mayor parte del tiempo – y después de subir tendrán muchas más ideas para resolver un problema de las que se te puedan ocurrir a ti. Ascender regularmente ayuda a tener un mejor estado de ánimo y calmar la ansiedad, además mejora la memoria, un montañista no va a olvidar nunca tu aniversario. Huye de él si tú vives en el estrés, porque si no lo haces tú, es muy probable que él sí salga corriendo.

Los montañistas tienen resistencia mental y física. Un estudio de la Universidad de Harvard demostró que los hombres mayores de 50 años que suben por lo menos tres horas veces al mes, reducen en 30% el riesgo de tener impotencia vs. los que hacen poco o nada de ejercicio. Punto para los montañistas.

Con un montañista corres el riesgo de tomar muchos riesgos y generar una adicción a ambas cosas, a los riesgos y al montañista.

417862_461339373951754_887845085_n.jpg

El autor en la cima Cho Oyu (8,201m, el Everest al fondo).

Con conocimiento de causa te advierto, que si no quieres todo eso, y no quieres ser inmensamente feliz, entonces, ¡huye! ¡aléjate del montañista! De lo contrario, te vas a contagiar y entonces sí qué peligro: subirás, sonreirás, viajarás, llorarás y todo te parecerá más fácil. Por si fuera poco, si te contagia y suben juntos, las endorfinas lo harán creer que eres el ser más hermoso sobre la tierra, aún cuando estés en tu peor look.” Fin de la prosa.

Y si te enamoras de un montañista, te habrás enamorado de alguien que vive la vida con intensidad, filosofía y felicidad.

Me despido con un lema mio: “la montaña es el medio, uno es el fin, el objetivo es conquistarse a uno mismo y no a una cumbre o ruta porque esas jamás se conquistan, solo se sobreviven! Y a veces no… ILV.

 

Saludos y éxitos!!

12798950_989117554507264_6672808607813969969_n.jpg

El autor descendiendo de entre las nubes desde la cima del Popocatepetl (5,452m), circa nov. ´94.

N.B. Tengo entendido extraoficialmente que el escrito original de “No te enamores” es de la Periodista y Maratonista Mexicana, Verónica Velázquez. A ella, mi agradecimiento egocéntrico.

Ahora la CARTA PARA ESPOSO-A DE MONTAÑERA-O

Esta carta la ha escrito: Vicho Vedder Gamboa Véliz (pescador, y ha sido modificada para l@s montañistas):

CARTA DE UN MONTAÑISTA A SU ESPOSA

Amor mio, me voy a la montaña nuevamente y veo en tus ojos el reproche callado de dejarte sola…

No me juzgues, no es que no quiero estar contigo, sino que necesito estar conmigo mismo, pero sé, que por más que insistas en tratar de comprender el afán que me embarca a la montaña, jamás podrás comprenderlo…

Es que siento en el alma ese amor por los espacios abiertos, por tocar las piedras, la fogata y la aventura.
Necesito un lugar alejado, con agua, viento. Quiero ensuciarme, descuidar mi aspecto, sentir el cansancio, que queme el sol mi cara, me congele la helada y pasar frió.

Quiero ver un rió, plantas, animales salvajes, flores silvestres, nieve, hielo, barro, piedras…

Quiero sentarme y reírme con mi compañero de escalada de pavadas, quiero extrañarte e imaginarte esperando mi regreso.

Me miento y digo que esta será la mejor salida a la montaña que vaya a realizar en mi vida… aunque sé que en la próxima, volveré a decirme lo mismo…y ya en el campamento… estoy feliz..bastón en mano y a mirar la cumbre que me hipnotiza….es una paz única.

A veces siento que he nacido en épocas equivocadas, donde el triunfo del hombre se mide en plásticos de tarjetas de crédito, donde el frió se regula con un termostato y el calor del verano no existe al prender un aire acondicionado.

He nacido en una época de traiciones y luchas por una cuenta de bancos, donde todo se compra y se vende.

Pero cuando escalo, amor mio, me alejo de este mundo de bocinas, de escapes venenosos, me alejo del confort,del lujo y la televisión que idiotiza.

Yo puedo aceptar las reglas del juego, soy lo suficientemente civilizado como para convivir en este espacio de locos, pero déjame que me escape cada tanto.

Amo a mis botas mi arnes mi casco y cuerdas por que son el juguete que me transporta a este gran juego en la montaña, y te pido que no veas en ellos un instrumento de muerte, porque lo son de vida… jamas me siento mas vivo que cuando las empuño tras una via.

Y veras que cuando ya no pueda mas hacerlo, estaré por ahí sentado al sol, donde me pongan las cariñosas manos de nuestros hijos o las tuyas, y una sonrisa lejana se dibujara en mis labios resecos. No pienses que es la vejes inevitable, sino que estaré recordando alguna salida a la montaña.

Y si me vieras abatido y solo, aburrido en mi sillón, pon en mis manos mi arnes o mi casco mi bastón gastado, al tocarlo y rozar sus formas de acero, me transportare en el tiempo… veras entonces que mis manos apretaran al viejo compañero tratando de recupera esos momentos ya idos..

Quizás sea, mi amor, que hoy me voy a la montaña, para poder atesorar esos momentos… y así poder vivir feliz… en el mañana…

 

Finalmente un meme que expresa nuestra posición:

12974326_1054970081239794_1080728495271078149_n

 

Anuncios

24 comentarios en “No te enamores de un montañista

  1. Lo encontré interesante, al principio, pero después, y con el respeto que mereces, me pareció que te anunciabas Ivan. Me divertí mucho leyendo esto. Saludos.

    Me gusta

  2. Falta decir no te enamores de un montanista si quieres ver a tus nietos junto a el… ( el 65% de montanistas internacionales perecen en el intento de sus constantes ascensos o decensos…)

    Me gusta

  3. El montañismo es muy demandante, lleno de obstáculos en donde la aventura predomina y el riesgo siempre te acompaña, pero que al final del dia te reconforta el saber que lo intentaste hasta llegar al limite y que eres de los privilegiados de estar serca de dios.

    Me gusta

  4. Saludos Ivan, te recomiendo que para que puedas dimensionar con exactitud las disciplinas Corredor / Montañista, te pases del otro lado y corras un Maratón y luego hablamos, un abrazo.

    Me gusta

    1. No necesito hacerlo Marcos, ya cambié el sentido del texto para evitar estas polémicas (a pesar de que un maratonista o triatleta típicamente no aguanta el Pico de Orizaba), saludos. P.D. Además no me interesa hacer una actividad como un maratón de 3-4 horas, machacándome en asfalto y a muy baja altitud, cuando puedo hacer (y frecuentemente hago), una actividad de 13-14 horas en la naturaleza y peleando con la gravedad que son en altitud y de altura (me extraña tu respuesta porque pensé que como montañista que eres lo sabías), y eso cuando son excursiones nacionales, cuando son expediciones internacionales (las cuales también frecuentemente hago), son días y días, y no solo horas en un día. Saludos.

      Me gusta

  5. La autora del texto original es la Periodista y Maratonista Mexicana, Veronica Velazquez y su título original es “No te enamores de un corredor”

    Me gusta

  6. Me encanto😊. Sobre todo porque al leerlo me identifique con el texto ya que desde que empecé a hacer montaña mi perpectiva sobre la vida cambio y siempre estoy en ella me lleno de una sensación de felicidad inmensa sin importar que logre o no hacer cima el simple hecho de contemplarla ya es suficiente.

    Me gusta

  7. Muy bueno tu relato, no importa el objetivo, si el vencer los los falsos límites auto impuestos. mi refran favorito es: ¨Justifica tus límites y los tendras´¨. Abrazo,

    Me gusta

  8. Muy interesante tu texto. Muchos hemos transitado en nuestra vida montañera y urbana, en la dualidad del amor a la montaña y a la familia ( o a la pareja). La realidad de coexistir con lo cotidiano y las aventuras y altos riesgos en la montaña, se extiende a la sensación del Poder, de gobernar nuestra vida, pero con la responsabilidad de seguir hasta los límites del esfuerzo y nuestra capacidad técnica, física e intelectual. Tenemos derechos, pero también deberes. Y el Poder de lanzarnos a enfrentar retos, puede conllevar sacrificios individuales y costos a la pareja o a la familia, los cuales pueden solventarse no sólo con amor, sino con organización, administración, y humildad personal. No están encordados a nosotros, pero no deja de ser una ensoñación, que la pareja o los hijos, acompañen y se enamoren de un montañista.

    Me gusta

  9. He leído la de no te enamores de un corredor y muchas cosas de ahí aplican mas a los corredores ( corro maratones y subo montañas) que a los montañistas aunque entiendo la intención… La carta a la esposa casi me pone a llorar! Agradezco compartir con mi esposo la pasión por la montaña y la carrera… así que, creo somos doblemente irresistibles je je. Un abrazo y felicidades

    Me gusta

    1. Hola, gracias por el comentario, yo soy montañista profesional con 25 años de experiencia en Himalaya, Karakoram, Andes y Alpes por lo que en comparación, puedo decir que una montaña como el Izta o el Pico son apenas un 15K (entrenamiento), un Aconcagua ya es un maratón y un Ochomil bajo es como 2 ultramaratones juntos y uno alto mucho más. Solo que en la carrera llegas a la meta y ya, en la montaña llegas a la cumbre y es la mitad de camino. Sería como si después de un maratón al llegar a la meta…vas de regreso. Así que la montaña siempre será por lo menos lo doble que una carrera comparativa en entrega esfuerzo y dedicación. Además, en la montaña no hay tiendas, hoteles, farmacias y ambulancias por si necesitas algo, en la montaña eres autónomo y te puedes jugar la vida a cada paso. Saludos.

      Me gusta

    1. Hola, como entrenador de la 1era mujer latinoamericana en subir el Everest por el lado norte (con quien por 10 años viajamos por el mundo subiendo montañas) y como entrenador de otras mujeres montañistas en el pasado y en la actualidad, conozco bien ese punto de manera empírica. Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s